Bollos suizos... De calabaza!!


Ya sabéis lo que me gusta ponerle calabaza a las masas, es qué ganan tanto!! Ya me atreví este año con el roscón de reyes (Y el próximo repito receta seguro) así que no podía dejar de ponérsela a los deliciosos bollos suizos. Las masas quedan super esponjosas, y ese color???? Inconfundible el color que le otorga la calabaza a las masas, las hace realmente atractivas. No hay quien pueda con la bollería casera, así que creo que no necesito convenceros para que os imaginéis que esta receta vale mucho la pena. Son deliciosos, congelan estupendamente, valen para rellenar de cosas saladas o dulces, a mí me chiflan con el colacao... Qué queréis que os diga!! Qué si no la haces, pues tú te lo pierdes.

Vayamos con la receta...



Ingredientes:
  • 450g de harina de fuerza
  • 80g de leche entera
  • 60g de mantequilla blanda
  • 60g de azúcar
  • 110g de huevo
  • 100g de puré de calabaza
  • 12g de levadura fresca de panadería

Además:
  • Azúcar
  • Unas gotas de licor de anís

Preparación:

Disolvemos la levadura en la leche y la ponemos en el bol de nuestra amasadora, añadimos el azúcar, la leche, la mantequilla en trozos, el huevo,  el puré de calabaza, la harina y la sal. Comenzamos el amasado en una velocidad baja, y a medida que se vayan integrando los ingredientes subimos a velocidad media hasta que se forme una bola de masa suave y elástica que no se pegue a las manos (o se pegue ligeramente pero se pueda trabajar) Retiramos la masa a un recipiente amplio untado de una fina capa de aceite y la dejamos levar hasta que aumente el doble su volumen. (Yo las masas las tapo con un paño caliente húmedo) Transcurrido el tiempo dividimos la masa en porciones de unos 70g aprox. y formamos bollos que dejaremos levar de nuevo. Una vez han fermentado, les practicamos un corte a lo largo con ayuda de una cuchilla o cuchillo muy afilado, los pintamos de huevo batido y encima ponemos un poco de azúcar humedecido con el anís. Metemos a horno precalentado a 200ºC durante unos 10 minutos o hasta que veamos que tienen un bonito color dorado por su superficie. Dejar en enfriar y servir.



Notas:

Ojo con la cantidad de harina, en esta y en todas las recetas. No todas las harinas absorven igual así que debemos ser comedidos con las cantidades que nos indican. Poner menos cantidad como punto de partida e ir añadiendo en caso necesario. Un exceso de harina hará que nos queden piedras en vez de bollos. En estos casos es siempre mejor quedarse cortos.

Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente.

Si utilizáis la panificadora, seguid las instrucciones del fabricante. Pinchando Aquí encontraréis el enlace a los primeros bollos suizos que hice utilizando la panificadora, la receta cuenta con su paso a paso en fotos. La elaboración es exactamente igual a ésta.

Tened cuidado con el levado de los bollos cuando practiquéis el corte. Si os pasáis de levado, cuando cortéis se os vendrán abajo. En cuanto notéis que aumentan ya podéis cortar. Si os pasara que se os baja la masa, no le hagáis el corte y hornearlos sin cortar.

Con estas cantidades os salen unos 10 bollos suizos.

Disfrutadlos!